Tag Archives: trastorno del aprendizaje

  • 0

Disgrafía

Tags : 

Los seres humanos somos seres sociales. Es decir, tenemos la necesidad de comunicarnos con nuestros iguales. Estas comunicaciones pueden darse de diferentes formas. Uno de los ejemplos de comunicación más importante es la escrita.

Mediante la escritura podemos dar a conocer, informar, argumentar, dar nuestra opinión… Como podemos apreciar, hay múltiples formas de comunicarse a través de la escritura. Todas ellas son útiles y nos permiten conseguir nuestro objetivo, del que ya hemos hablado: comunicar. Pero ¿qué pasa si la escritura no es del todo correcta? ¿De qué manera puede ésta verse afectada?

Todas aquellas dificultades que se producen en el aprendizaje grafomotor de la escritura y que no están relacionadas con ninguna alteración neurológica recibe el nombre de disgrafía.

La disgrafía es, por lo tanto, la manifestación de dificultades a la hora de expresarse mediante la escritura en todas aquellas personas que no presentan ningún tipo de daño neurológico o afectaciones cognitivas y que, a su vez, su inteligencia se encuentra preservada.

Aunque la disgrafía es un trastorno poco conocido y muy amplio, aquí os facilitamos algunas informaciones para que os familiaricéis con ella.

Cómo podemos identificar dificultades grafomotoras

A grandes rasgos exponemos algunos de los signos que indican que pueden hacer sospechar que una persona presenta esta dificultad de escritura.

Así pues, uno de los ejemplos de dificultades grafomotoras las encontramos a la hora de intentar leer el escrito de la persona que sufre disgrafía. Es decir, la legibilidad se complica o incluso es casi imposible. Por otro lado, no hay una cierta regularidad en el tamaño de las letras y el espacio que ocupan, así como la distancia que separa unas letras de otras. Además, el hecho de que las palabras no estén alineadas o que el escrito tenga una apariencia movida (parece que las letras bailen en el folio), es otro indicativo de que puede haber dificultades grafomotoras.

Causa de la disgrafía

Como hemos comentado anteriormente, para poder hablar de disgrafía es necesario que no se dé a la misma vez que un trastorno neurológico. No obstante, a continuación, dejamos una lista de motivos que pueden dar lugar a las dificultades de escritura que presenta la disgrafía:

  • Problemas de tonicidad. Este aspecto es muy importante tanto a la hora de sujetar el lápiz como a la hora de escribir. Si el niño o el adulto no presentan una buena tonicidad, es posible que derive en dificultades motrices, las cuales a su vez complicaran la escritura.
  • Dificultades de motricidad fina. A veces, debido al retraso en el desarrollo de la motricidad fina, los niños presentan dificultades a la hora de escribir. Si se trabaja correctamente y a tiempo las mejoras se aprecian.
  • Problemas en la coordinación oculomanual. Al no darse una correcta coordinación entre el ojo y la mano pueden darse dificultades de escritura.
  • Dificultades espaciales. Suelen darse en personas que presentan dificultades a la hora de orientarse en el espacio.
  • Factores temperamentales y de personalidad. Aquellas personas con una personalidad más impulsiva realizan una escritura sin control.

Cómo actuar ante un caso de disgrafía

Cuando tenemos la sospecha de estar delante de un caso de disgrafía, lo más importante es acudir a un especialista, que será el que evalúe al niño o al adulto y determine si efectivamente se trata de esta dificultad.

Una vez diagnosticada la disgrafía, se deben comenzar sesiones de reeducación para trabajar este aspecto de la escritura y adaptarse a cada persona para poder ofrecerle un tratamiento individualizado y adaptado a sus necesidades.

Tania Visiga Delgado
Num.Col. 1109


  • 0

Discalculia, problemas con las mates

Tags : 

¿A tu hijo le cuestan las matemáticas y no sabes de qué manera ayudarle para que entienda mejor los números? ¿Obtiene malas notas en esta asignatura, aunque se esfuerce en estudiar y sea aplicado? Si el caso de tu hijo reúne estas condiciones, quizás no es consecuencia de que las mates sean una asignatura abstracta. Puede que estéis ante una dificultad de aprendizaje: discalculia.

Matemáticas suele ser la asignatura que más críticas recibe al ser considerada la más difícil por casi todos los escolares. Y es cierto que tiende a comportar más problemas en la comprensión de los niños debido a que su contenido es abstracto y a veces el pensamiento infantil no está del todo preparado para según qué clase de reflexiones abstractas. Pero no siempre éste es el motivo de que un niño muestre dificultades ante toda esta asignatura. Y es por ello por lo que, por mucho que se apliquen, que estudien y que se comporten responsablemente antes sus contenidos, los resultados obtenidos no se corresponden con el nivel de esfuerzo destinado al estudio de esta materia.

Y es aquí cuando hablamos de discalculia, uno de los trastornos de aprendizaje menos conocido y, por tanto, del que menos conocimiento se tiene. Pero no por ellos es menos importante ni deja de existir. Al contrario, si no se detecta a tiempo, las dificultades van aumentando con el paso de los cursos académicos, provocando cada vez más caos en la mente del niño que padece esta dificultad.

Así pues, la discalculia (o dificultad en el aprendizaje de las matemáticas) es una dificultad de aprendizaje que afecta al aprendizaje de la aritmética, siempre y cuando esta dificultad no pueda atribuirse a otras causas como discapacidad intelectual o escolaridad inadecuada. (Andreu et al., 2013). A grandes rasgos, esto quiere decir que el niño con estas características tendrá dificultades a la hora de solucionar problemas matemáticos, de recordar datos numéricos y también en todo aquello relacionado con el cálculo (suma, resta, multiplicación y división).

Algunas de las señales de alerta, para saber si tu hijo puede padecer esta dificultad de aprendizaje, son:

  • Poco domino para la edad de las operaciones matemáticas básicas: suma, resta, multiplicación, división.
  • No existen otras dificultades que puedan estar causando la discalculia: discapacidad intelectual, problemas de visión, audición, estar adaptándose a un entorno escolar nuevo (cambio de escuela, proviene de otro país y no entiende bien el idioma…).
  • Dificultades en la resolución de problemas matemáticos y también a la hora de organizarse para resolverlos. No acaban de entender el problema.

Es importante tener en cuenta estos síntomas, y acudir a un especialista que pueda determinar si estamos ante un caso de discalculia. Y a partir de aquí, trabajar para ayudar al niño y dotarlo de herramientas pedagógicas que lo ayuden a comprender mejor las matemáticas.

Este paso es esencial ya que una discalculia no diagnosticada correctamente es muy compleja de tratar. En este caso se partiría de la idea de que al niño le cuesta esta materia, se le da mal, y con repaso y más estudio, se piensa que se solucionará. Nada más lejos de la realidad. Es muy importante poder ofrecer al niño con dificultades matemáticas un plan de trabajo especializado y adaptado a sus necesidades.

Si te ha gustado este artículo y quieres saber más sobre la discalculia, si sospechas que tu hijo/a pueda mostrar dificultades matemáticas que supongan un serio problema para su aprendizaje, no lo dudes y contacta con nosotros. Estaremos encantados de asesoraros.

Tania Visiga
Num.Col. 1109

Fuente:

Andreu, Ll., Serra, J.M., Soler, O. & Tolchinsky, L. (2013). Trastorns d’aprenentatge de l’escriptura i de les matemàtiques (pp. 20-21). Barcelona: UOC.


  • 0

¿Por qué le cuesta tanto estudiar a mi hijo?

Tags : 

Existe una preocupación real para muchos de los padres que tienen hijos a los que les cuesta un poquito más concentrarse y estudiar día tras día. Es habitual encontrar este tipo de problemas en muchos alumnos, sobretodo hoy en día y con el mundo que nos rodea, ya que está lleno de distracciones.

En primer lugar, hay que evitar preocuparse demasiado por algo que pude ser pasajero o simplemente algo intermitente que preocupa a sus hijos y afecta en su rendimiento. Aun así, existe una necesidad real de solucionar esto cuando el problema persiste y perdura en el tiempo.

¿Cuando debo de acudir al especialista?

Cuando estas distracciones den resultados negativos notables en su rendimiento escolar, es decir, cuando vemos cualificaciones negativas en los informes académicos.

Es importante saber evitar esta situación, pero también evidentemente, poder dar soluciones. Cuando esta situación llega a su extremo, es posible que estemos frente a un trastorno del aprendizaje.

El trastorno específico de aprendizaje según su definición es la dificultad de manejar las técnicas instrumentales básicas (lectura, escritura, y cálculo) en niños de un coeficiente intelectual normal.

¿Cómo puedo detectarlo?

Los alumnos que presentan cualquier trastorno del aprendizaje suelen tener dificultades en la expresión escrita, hacen múltiples errores gramaticales o de puntuación en una oración, organizan mal los párrafos y su expresión escrita de ideas no es muy clara.

Un buen consejo para evitar que el problema se agrave, es atenderlo de la mejor manera posible. Desde Psicosabadell damos respuesta a estas situaciones trabajando de manera colaborativa con el entorno de sus hijos de manera coordinada con las personas que intervienen en su desarrollo.

Gemma Pavón
Nº Col. 01775


Enviar chat
¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
PsicoSabadell - Centro de Picología
Hola 👋
Gracias por contactar con nosotros
Este chat es exclusivamente para dar información de nuestros servicios, recordatorios de citas o modificación de horas concertadas