Tag Archives: sexualidad

  • 0

Educación sexoafectiva : La gran materia pendiente

Tags : 

La sexualidad continua siendo un tabú, por muchos avances que hayamos hecho al respecto. Sigue habiendo mucho desconocimiento, así como un gran listado de mitos y creencias arraigados en torno al campo de la sexualidad y las relaciones. Hablar de sexo, escuchar nuestro cuerpo, comunicar, hablar de emociones… No es una materia en la que saquemos buenas notas, ni pequeños ni grandes. 

Los y las adolescentes de hoy en día tienen acceso a información y contenido explícito de forma ilimitada. Por lo que nos muestran las canciones de reggaeton, el trap, sus cuentas de instagram… Podríamos interpretar que los y las jóvenes de hoy en día nos dan mil vueltas a las generaciones anteriores, que saben mucho más sobre sexo, que lo saben “todo”. Pero, apartando la fachada nos damos cuenta que la realidad es muy diferente a lo que nos muestran. 

Cierto es que vivimos un cambio de paradigma, con muchos cambios sociales. Los y las jóvenes abren mentes y se cuestionan cada vez más. Internet promueve el “ver mundo” de la mano de múltiples referentes: instagramers, youtubers… Y no podemos olvidarnos de “el gran agente educativo” (con marcado entrecomillado): la pornografía. Según diferentes estudios, nos encontramos que la edad de consumo de pornografía actual se situa en 8 años (no nos olvidemos, que con un anuncio, accedemos a contenido pornográfico en un solo click). La era digital está ligada a conductas como el sexting (mensajearse con contenido erótico), mostrarse contiuamente a través de selfies,etc.  Jóvenes que pierden el concepto de intimidad, que comparten contenido sexual sin tener herramientas para gestionar su propio cuerpo y sus emociones

Las nuevas generaciones buscan respuesta en internet, y eso, no debe sorprendernos. Lo verdaderamente alarmante es que esto se de sin una educación sexual de base que contrarrestre con aquella información y aquellos aprendizajes “sin filtro”. Encontrar un entorno seguro para hablar y mostrarse en el instituto, libre de juicios y burlas es complicado. Y mucho más complicado puede resultar que se hable en clase de otras formas de vivir el género y la sexualidad fuera de lo normativo.

La adolescencia es una etapa que siempre vemos como conflictiva. Pero no olvidemos que es una etapa clave, donde crecemos, formamos nuestra identidad, nuestra persona. Es una etapa donde vivimos muchos cambios a nivel físico, a nivel psicológico, las relaciones con los demás cada vez ganan más peso. Es importante como familia estar ahí y darles la mano en este proceso. Darles la mano pero de una forma diferente a años atrás. Esta vez, ofrecerles nuestra ayuda pero también la libertad y el respeto de dejarles crecer

Desde PsicoSabadell ofrecemos procesos terapéuticos enfocados a acompañar a los y las más jóvenes en temas de sexualidad y relaciones. Con tal de ofrecer un espacio seguro para resolver sus dudas, inquietudes y problemáticas sobre sexualidad, relaciones de pareja y otros vínculos afectivos, relación con el propio cuerpo, identidad y orientación sexual y de género… Así como ofrecemos asesoramiento a padres, madres y familias. 

La educación y los aprendizajes en torno a las relaciones sexuales y afectivas de hoy, marcarán las vivencias que tenga hoy y mañana.

Meritxell Puértolas
Nº Col. 25.741
Terapeuta sexual y de pareja


  • 0

Imagen corporal y cáncer de mama

Tags : 

Se estima que actualmente la prevalencia del cáncer de mama en España es la siguiente, se diagnostican unos 15.979 casos de cáncer de mama al año.

La imagen corporal es el dibujo mental que cada persona tiene de su propia apariencia. Cuando hay un evento que provoca un cambio en la imagen corporal de modo rápido y dramático la persona se siente anormal y sexualmente menos atractiva (LOPEZ Y GONZALEZ, 2005).

La imagen corporal de la mujer mastectomizada se ve claramente afectada, tanto por la asimetría provocada por la cirugía, como por los efectos secundarios de los tratamientos adyuvantes, tales como alopecia, aumento/ disminución del peso corporal o quemaduras en la zona irradiada.

A pesar que existe una gran probabilidad de resultados positivos desde la perspectiva biomédica, éstos no impiden que la cirugía sea considerada un evento vital estresante, pudiendo tener efectos psicológicos negativos ya que afecta la imagen corporal de la persona y despierta importantes sentimientos de mutilación física (OLIVARES, 2004).

La aceptación de la nueva imagen corporal por parte de la mujer depende también en gran medida de la relación afectiva que exista con su pareja, lo mismo ocurre con el fortalecimiento de su autoestima, sin embargo, la relación de pareja no se ve afectada a causa del cáncer y la mastectomía por sí solos, sino que se puede ver alterada por problemas de comunicación y comprensión existentes previamente, que se intensifican frente a este evento crítico.

Influencia de los aspectos psicológicos en la sexualidad de las mujeres mastectomizadas

Perder una o ambas mamas a causa de un cáncer es para la mujer un evento traumático en su vida, un accidente en su biografía, que le provoca sentirse menos atractiva y menos deseada, más aún en la sociedad occidental que considera las mamas como parte esencial de la belleza y el erotismo femenino. Es por esto que la mastectomía suele generar en la mujer mucha inseguridad, la cual también se puede ver reflejada en la aparición de dificultades en la relación sexual con su pareja (SEIFERT, 1998).

Además la mastectomía puede dar sensaciones de amargura y resentimiento, de timidez, de inseguridad y de elevada sensibilidad ante la crítica, lo que conlleva a la aparición de dificultades en temas relacionados con la sexualidad.

Existen cuatro vías principales en las que el cáncer o sus tratamientos pueden afectar la actividad sexual; la aparición de problemas físicos para dar y recibir placer, la alteración de la imagen corporal, la aparición de sentimientos como miedo, tristeza o angustia, y finalmente, la modificación de roles y relaciones. Además existen interrelaciones entre estas áreas, por lo tanto, si una de ellas se ve afectada, las otras áreas también se verán alteradas.

Después del tratamiento las mujeres sienten temor o ansiedad respecto de su primera experiencia sexual y con frecuencia comienzan a evitar las relaciones. Lo que se traduce en mayor estrés psicológico y, por ende, dificultades sexuales que se relacionan, principalmente con la disminución del deseo sexual.

Después de la mastectomía aproximadamente la mitad de las mujeres rehúsan tener cualquier tipo de relación sexual. Y, las que logran recuperar su intimidad sexual, la frecuencia de la estimulación de la mama como parte de la actividad sexual declina, lo cual obedece a dos factores, uno relacionado con la evitación por parte del marido y otro relacionado con la propia mujer a no recibir estimulación en las mamas ni en los pezones (TAMBLAY et al., 2004).

De lo anterior se desprende que la aceptación del nuevo esquema corporal por parte de la pareja resulta fundamental en el reinicio de la actividad sexual. El sentirse querida, comprendida y deseada favorece la adaptación de la mujer y permite que esta llegue a lograr una sexualidad plena. Impidiendo que la relación de pareja en general se desgaste y se vea comprometida.

Después de la mastectomía la mujer y su cónyuge deben tratar de reducir sus inhibiciones y hablar abiertamente sobre sus ansiedades para lograr mantener la relación afectiva que tenían antes de esta crisis, favoreciendo también de este modo la expresión de su sexualidad plenamente.

Es, por lo tanto, labor de ambos integrantes de la pareja lograr un ambiente óptimo, donde la comunicación y la confianza, permitan el abandono a la experiencia erótica sin inhibiciones, ni remordimientos. Si esto no se consigue pueden surgir entonces, dificultades en la vida sexual, que suelen traducirse en disfunciones sexuales.


Video Virtual

Visita Virtual YouTube play