Tag Archives: reeducación psicopedagógica

  • 0

Cómo aprenden a leer los niños

Tags : 

La lectura es una actividad que proporciona conocimientos, placer y diversión a los seres humanos. Por una parte, provee de conocimientos porque sin la lectura, las personas no tendríamos acceso a toda la información de la que disponemos a través de libros, internet, etc. Y, por otra parte, brinda diversión y placer porque a través de la lectura podemos ser capaces de imaginar y crear. E imaginando y creando el individuo ayuda a que su desarrollo sea más sano y completo a lo largo de su vida, llegando a ser un adulto autónomo y seguro

Hoy en día la mayoría de las personas saben leer, pero hay que tener claro que éste es un proceso complejo que comienza a edades muy tempranas, se desarrolla a lo largo de la infancia y adolescencia y se consolida en la juventud. 

Primeros contactos con la lectura

Los primeros contactos con la lectura comienzan a muy temprana edad y se producen a través de cuentos. Explicar un cuento a un niño lo ayudará a familiarizarse con este medio de comunicación que es la lectura. 

Aunque el niño sea muy pequeño (generalmente alrededor de los dos años) éste aprende a distinguir entre letras y dibujos. También puede ser capaz de saber cuál es el título del cuento que le van a leer o reconocerlo a través de los dibujos. De la misma manera, pueden escoger el cuento que quieren que se les lea simplemente leyendo los dibujos que aparecen en la portada. 

Segunda etapa

Más adelante el niño comienza a saber el significado de los fonemas o letras y comprende que éstas, unidas, forman sílabas que a su vez, unidas, crean palabras. Algunas de estas palabras ya son conocidas en el vocabulario del niño y otras se convierten en nuevas adquisiciones. 

En esta etapa, pues, ya están preparados para comenzar a aprender a leer y descifrar el código de letras que se les ponga delante. Para ello habrá que escoger lecturas adecuadas al nivel lector del niño. 

¿Qué ocurre una vez que el niño ha aprendido a leer?

Una vez el niño ha aprendido a leer, el aprendizaje no acaba aquí, puesto que éste debe ir perfeccionándose. Y esto se consigue a través de la lectura, de lecturas que despierten el interés del niño (y más adelante también el adolescente), lo cual ayudará a que mejor su fluidez lectora y a que esté más predispuesto a leer lecturas de clase. 

Cómo fomentar la lectura en los más pequeños

Para conseguir que un niño lea es imprescindible escoger una lectura que sea del interés del lector y que se adapte a su nivel. ¿Por qué son importantes estos dos aspectos? Porque si la lectura no interesa al niño y además está destinada a lectores más pequeños o mayores, el niño se aburrirá porque, por un lado, no le interesa y, por el otro, lo verá demasiado fácil (o difícil).

Si quieres saber más sobre las etapas de aprendizaje de la lectura, si te interesaría saber qué lecturas se adecuan al perfil lector de tu hijo o hija o si te gustaría saber de qué manera lo puedes motivar y ayudar a perfeccionar su lectura, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de PsicoSabadell.

Tania Visiga Delgado
Num.Col. 1109


  • 0

Discalculia, problemas con las mates

Tags : 

¿A tu hijo le cuestan las matemáticas y no sabes de qué manera ayudarle para que entienda mejor los números? ¿Obtiene malas notas en esta asignatura, aunque se esfuerce en estudiar y sea aplicado? Si el caso de tu hijo reúne estas condiciones, quizás no es consecuencia de que las mates sean una asignatura abstracta. Puede que estéis ante una dificultad de aprendizaje: discalculia.

Matemáticas suele ser la asignatura que más críticas recibe al ser considerada la más difícil por casi todos los escolares. Y es cierto que tiende a comportar más problemas en la comprensión de los niños debido a que su contenido es abstracto y a veces el pensamiento infantil no está del todo preparado para según qué clase de reflexiones abstractas. Pero no siempre éste es el motivo de que un niño muestre dificultades ante toda esta asignatura. Y es por ello por lo que, por mucho que se apliquen, que estudien y que se comporten responsablemente antes sus contenidos, los resultados obtenidos no se corresponden con el nivel de esfuerzo destinado al estudio de esta materia.

Y es aquí cuando hablamos de discalculia, uno de los trastornos de aprendizaje menos conocido y, por tanto, del que menos conocimiento se tiene. Pero no por ellos es menos importante ni deja de existir. Al contrario, si no se detecta a tiempo, las dificultades van aumentando con el paso de los cursos académicos, provocando cada vez más caos en la mente del niño que padece esta dificultad.

Así pues, la discalculia (o dificultad en el aprendizaje de las matemáticas) es una dificultad de aprendizaje que afecta al aprendizaje de la aritmética, siempre y cuando esta dificultad no pueda atribuirse a otras causas como discapacidad intelectual o escolaridad inadecuada. (Andreu et al., 2013). A grandes rasgos, esto quiere decir que el niño con estas características tendrá dificultades a la hora de solucionar problemas matemáticos, de recordar datos numéricos y también en todo aquello relacionado con el cálculo (suma, resta, multiplicación y división).

Algunas de las señales de alerta, para saber si tu hijo puede padecer esta dificultad de aprendizaje, son:

  • Poco domino para la edad de las operaciones matemáticas básicas: suma, resta, multiplicación, división.
  • No existen otras dificultades que puedan estar causando la discalculia: discapacidad intelectual, problemas de visión, audición, estar adaptándose a un entorno escolar nuevo (cambio de escuela, proviene de otro país y no entiende bien el idioma…).
  • Dificultades en la resolución de problemas matemáticos y también a la hora de organizarse para resolverlos. No acaban de entender el problema.

Es importante tener en cuenta estos síntomas, y acudir a un especialista que pueda determinar si estamos ante un caso de discalculia. Y a partir de aquí, trabajar para ayudar al niño y dotarlo de herramientas pedagógicas que lo ayuden a comprender mejor las matemáticas.

Este paso es esencial ya que una discalculia no diagnosticada correctamente es muy compleja de tratar. En este caso se partiría de la idea de que al niño le cuesta esta materia, se le da mal, y con repaso y más estudio, se piensa que se solucionará. Nada más lejos de la realidad. Es muy importante poder ofrecer al niño con dificultades matemáticas un plan de trabajo especializado y adaptado a sus necesidades.

Si te ha gustado este artículo y quieres saber más sobre la discalculia, si sospechas que tu hijo/a pueda mostrar dificultades matemáticas que supongan un serio problema para su aprendizaje, no lo dudes y contacta con nosotros. Estaremos encantados de asesoraros.

 

Tania Visiga
Num.Col. 1109

Fuente:

Andreu, Ll., Serra, J.M., Soler, O. & Tolchinsky, L. (2013). Trastorns d’aprenentatge de l’escriptura i de les matemàtiques (pp. 20-21). Barcelona: UOC.


Calendario

septiembre 2019
L M X J V S D
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Video Virtual

Visita Virtual YouTube play