Tag Archives: personalidad

  • 0

La distorsión corporal, una defensa en los TCA

Tags : 

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son trastornos cada vez más prevalentes en la sociedad actual y con más difícil manejo en la práctica clínica. Estas dificultades son debidas en parte a las barreras/defensas que tienen las personas que los padecen, de forma inconsciente, por miedo a perder el control y volver a ser aquello que fueron.

La imagen corporal es uno de los factores más relevantes en los TCA. Hace referencia a cómo nos vemos a nosotros mismos y cómo esto nos hace sentir, incluyendo las emociones que nos produce el vernos como nos vemos. El peso y la silueta son los factores principales que influyen en nuestra imagen corporal, generando preocupación e insatisfacción en los TCA. La imagen corporal se forma a partir de los mensajes recibidos y lo que se ve es una mezcla de lo que se piensa, se siente y lo que se hace con lo que se piensa y se siente. Tiene más que ver con cómo se siente la persona con su cuerpo que con el cuerpo en si.

La distorsión de la imagen corporal es una de las principales barreras que nos encontramos en los TCA, se conoce como el «yo rechazado». Es una imagen que se interpone entre la persona y la imagen que se ve en el espejo, evitando que se vea como es en realidad. La distorsión es la parte de la persona que se resiste a cambiar, ya que dentro existe un miedo intenso a volver a ser aquello que fue y por lo que lo pasó tan mal. Es una separación de la mente y el cuerpo, una disociación, la persona no quiere vivir en ese cuerpo debido a que es una negación de lo que representa y el malestar que viene de él. 

El rechazo, la vergüenza y la tristeza son las principales emociones que se asocian a esta distorsión y la mantienen. El rechazo viene derivado de no aceptar el cuerpo ni lo que representa. La vergüenza surge de no querer mostrarse tal como es la persona para ocultar aquello que se cree que es negativo. Finalmente, la preocupación es lo que permite no volver a ser aquello que fueron. Mediante la preocupación la persona está continuamente en alerta y pone en marcha diferentes técnicas de control respecto a la comida y el peso

Sin embargo, detrás de estas emociones se esconde otra más profunda, que es la tristeza y que conecta con la parte más vulnerable de la persona, parte que considera que no puede mostrarse tal como es porque cuando lo hizo le humillaron o le hicieron daño, es ese niño/niña que no recibió lo que merecía.

Todo este conjunto de emociones y resistencias generan en la persona que lo padece un profundo malestar, originando ansiedad y sintomatología depresiva, la necesidad de estar alerta continuamente, miedo y control constante. Por eso, para mejorar el tratamiento y el malestar que se deriva es muy importante prestar atención a las defensas que existen, sentirlas, dejarlas que se expresen, validarlas y que se pueda integrar en la personalidad.

Tamara Garrido 
Nº Col. 23711
Psicóloga General Sanitaria


  • 0

La disociación ante el trauma

Tags : 

Son muchas las ocasiones en las que podemos sentir que nuestro comportamiento es contrario a nuestra propia forma de pensar, incluso a veces podemos llegar a sentir conflictos internos que suelen ser generadores de malestar.

Esta diferenciación de nuestra personalidad tiene nombre, se llama Disociación, y es un mecanismo de defensa que tiene nuestro cerebro para ayudarnos a afrontar situaciones traumáticas en las que percibimos que no disponemos de suficientes recursos para enfrentarnos a ello, por el alto coste emocional que presentan.

La exposición a un trauma, puede generar además del conocido Trastorno de Estrés Pos-traumático TEP, una afectación a nuestra estructura de personalidad difícil de tratar desde la intervención de corte cognitivo, ya que hablamos de una afectación emocional.

Por eso es tan importante recurrir a técnicas y modelos de intervención emocionales que nos permitan trabajar la disociación, y lograr integración de las partes que vivieron la o las experiencias traumáticas.

En PsicoSabadell somos especialistas en EMDR, una técnica especializada en el tratamiento de trauma simple y trauma complejo. Un formato de psicoterapia que permite resolver traumas emocionales que quedaron enquistados, generando importante sintomatología ansioso- depresiva y que en muchas ocasiones está mal diagnosticado bajo etiquetas de «Trastorno de ansiedad» o «Depresión«.

Animamos a quienes hayan estado expuestos a situaciones vitales de alta carga emocional (para la edad en la que uno lo vive) a que trabaje con esta técnica EMDR y resuelva todo aquello que ha quedado bloqueado y que aun a día de hoy sigue molestando emocionalmente.

Irene González
Psicóloga General Sanitaria
Num. Col 19275


  • 0

Los Trastornos de Personalidad

Tags : 

Son muchas las ocasiones en las que pacientes que han recibido intervenciones psicoterapéuticas vuelven a recaer una y otra vez, encontrándose con una importante frustración al ver que los especialistas no dan en la diana con su problemática.  Cuando la intervención obvia hacer una evaluación sobre los rasgos de personalidad del sujeto, y únicamente nos quedamos con los síntomas que apuntan a diagnóstico en eje I, nos perdemos una gran parte de la información, y seguramente las dificultades del paciente sobre las que hay que trabajar con mayor intensidad.

Hablar de un diagnóstico en eje II es referirnos a las personas con Trastorno de Personalidad, que habitualmente tienen esquemas cognitivos que no les permiten una relación normalizada con su entorno y tampoco con su propio autoconcepto. Consideramos la presencia de un TP cuando la forma de percibirse de uno mismo, de relación con el resto y de analizar las diferentes situaciones que se dan en su vida, causan un deterioro significativo o alteran la normalidad de su funcionamiento. Y esto se presenta de forma inflexible y a pesar de ser fórmulas desadaptativas que generan malestar en el sujeto y su entorno, se mantienen.

Cuando realizámos un diagnóstico de Trastorno de Personalidad tenemos que tener en cuenta que aun que en ocasiones los síntomas  son muy similares a los de otros diagnósticos prototípicos de eje I, los primeros son mucho más complejos y difieren esencialmente en la cantidad, intensidad y perpetuidad. Además generan afectación a todo el carácter del individuo, a su forma de funcionar en el mundo y generan considerables dificultades a la hora de hacer frente a las dificultades de una manera adaptada y/o efectiva.

Estos aspectos que según la bibliografía y los manuales diagnósticos tienen que ser patrones permanentes e inflexibles de experiencia interna y de comportamiento que se apartan de las expectativas de la cultura del sujeto, tiene su inicio en la adolescencia o principio de la edad adulta, tienen que mantenerse estables a lo largo del tiempo y comportar malestar o perjuicios para el sujeto.

Desde nuestro centro de psicología y psiquiatría consideramos esencial realizar un trabajo integral y multidisciplinar, donde evaluar todos los aspectos que puedan estar contribuyendo en la alteración de la funcionalidad del sujeto, su personalidad incluida. Por lo que si identificas aspectos en tu caso de este estilo, no dudes en contactarnos y comenzar a realizar un abordaje integrador que te surta de herramientas para aprender a modular estos rasgos de personalidad.

 


  • 0

Neuropsicología en PsicoSabadell

Tags : 

La neuropsicología es una rama que fusiona los conocimientos de neurología y psicología. Se trata de la ciencia que estudia la relación entre el cerebro y la conducta.

Aunque aún es muy desconocida en nuestro país, cada vez está más presente en los servicios médicos como hospitales, residencias y de manera privada en centros especializados.

 

¿Para qué sirve?

Ayuda a establecer el estudio completo del perfil cognitivo de una persona, tales como: la memoria, la atención, el lenguaje, las emociones, los sentidos y la motricidad.

Es muy útil en aquellos casos en los que una persona, ya sea niño o adulto, ha padecido alguna dolencia médica en la que haya una afectación del sistema nervioso central (es decir, del cerebro o de la médula).

 

¿En qué contextos se aplica?

Es susceptible de tratar esta disciplina personas de todas las edades, siempre teniendo en cuenta ciertas características, como por ejemplo: la edad, el sexo, el nivel educativo y, por supuesto, su historial vital.

 

Los problemas que aborda son:

Infanto-juvenil: parálisis cerebral, enfermedades congénitas, epilepsia, traumatismos craneoencefálicos, hidrocefalias, accidentes cerebro-vasculares, encefalopatías, tumores cerebrales, síndrome del niño agitado, etc.

Adultos: parálisis cerebral, enfermedades congénitas, epilepsia, traumatismos craneoencefálicos, hidrocefalias, accidentes cerebro-vasculares, encefalopatías, tumores cerebrales, secuelas del consumo de drogas y alcohol, por alteraciones severas del sueño, por obesidad u trastornos afectivos además de demencias.

 

¿En qué me puede beneficiar?

Es muy habitual que las secuelas de un daño cerebral conlleve alteraciones físicas, cognitivas y emocionales. Es muy recomendable hacer un abordaje global de la persona con el fin de mejorar su calidad de vida.

Es más conocida la gran labor de fisioterapeutas y logopedas, puesto que ellos ayudan a las secuelas que son más visibles e incapacitantes, como son los trastornos motores que afectan a una extremidad, dos o todo un lado del cuerpo y los trastornos del lenguaje.

No obstante, no hemos de olvidar que toda acción que realizamos pasa por el órgano del cerebro y que si este está afectado, también habrá secuelas menos visibles pero igualmente incapacitantes.

Refiriéndonos a problemas de memoria, de atención, cambios de humor o incluso de personalidad o dificultades a la hora de solucionar problemas del día a día los cuales, antes del daño cerebral lo hacíamos de manera automática y ahora hay que pensar cada paso que hacemos (en el caso de que el daño se haya producido después del nacimiento).

En conjunto, los cambios que hayamos experimentado nos afectarán a nuestra autoestima y a la relación con nuestro entorno.

En PsicoSabadell disponemos de una Neuropsicóloga especializada en la rehabilitación del daño cerebral así como en la estimulación cognitiva de personas con demencia. Ofrecemos asesoramiento, orientación así como evaluación y tratamiento.

 
¿Qué documentación he de presentar si estoy interesado en este servicio?

Para llevar a cabo la evaluación y establecimiento de objetivos adecuados para el posterior tratamiento, es necesario que la persona interesada nos facilte:

Informes médicos actualizados: si ya ha habido un diagnóstico, especialmente para saber qué tratamiento médico ha llevado en el pasado y la medicación actual.
Informes de la estancia hospitalaria.
Informes de neurología así como pruebas de neuroimagen complementarias (resonancias magnéticas o tac cerebral.), si se han realizado.
Informes de estudios cognitivos previos realizados, si se han realizado.

En el caso de sospecha de deterioro cognitivo o demencia:

Informe del neurólogo y pruebas de neuroimagen (resonancias magnéticas o tac cerebral).

Nuestra metodología de trabajo promueve un abordaje holístico, es decir, trabajamos no sólo el trabajo con la persona afectada sino con su familia y/o entorno más cercano.

Por:   Jessica Arjona
Núm. Col.21919


Calendario

julio 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Video Virtual

Visita Virtual YouTube play