Tag Archives: medicación

  • 0

Intervenciones ante la esquizofrenia

Tags : 

La esquizofrenia interfiere de muchas formas en la vida psicosocial de las personas afectadas. La enfermedad puede afectar gravemente la vida social del paciente y su capacidad para trabajar o seguir sus estudios. Ésta es otra de las razones por las que el tratamiento medicamentoso es tan importante para afrontar la enfermedad y sus consecuencias; pues el tomar antipsicóticos puede reducir al mínimo esta interferencia y acortar la duración de los episodios agudos.VY, por otra parte, los pacientes se benefician de un amplio espectro de intervenciones psicosociales específicas.

Este perfil de paciente también necesita psicoterapia con el fin de aprender a manejar la mayoría de los problemas diarios originados por (o relacionados con) la enfermedad. Pueden ser útiles los siguientes tipos de psicoterapia:

PSICOTERAPIA DE APOYO (INDIVIDUAL)

Ayuda al paciente a manejar las consecuencias sociales y psicológicas de la enfermedad, así como apoyarles durante las crisis vitales y para motivarles. Incluye: aceptación/adaptación a la enfermedad, técnicas cognitivas, técnicas de afrontamiento del estrés, entrenamiento en relajación, entrenamiento en habilidades sociales, resolución de problemas, mejora de la autoestima, etc.

REHABILITACIÓN

Ayuda al paciente a conseguir, de forma gradual, una vida más normal tanto social como profesionalmente, y a conducir su vida de la mejor manera posible (dentro de la familia, en una residencia o en su propio apartamento). Proporciona entrenamiento social y profesional, pautas ocupacionales, pautas de comportamiento social, asistencia para la resolución de los problemas económicos, etc.

APOYO/TERAPIA FAMILIAR

Puede ser necesario en situaciones en las que los problemas y los conflictos no están siendo resueltos dentro del marco de otro tratamiento que se está administrando (es decir, cuando los conflictos no pueden resolverse en el marco de la terapia de apoyo o los grupos psicoeducativos). Puede tratarse de grupos unifamiliares o de múltiples familias.

PSICOEDUCACIÓN

Para pacientes y familiares, los grupos psicoeducativos (educación en grupos) contribuyen a entender mejor la naturaleza y manifestaciones de la enfermedad, sus causas, su tratamiento y su influencia sobre la familia. Bajo la guía de un equipo de profesionales y expertos, se proporcionan datos útiles sobre diversos aspectos de la enfermedad, con el detalle suficiente para que el paciente y sus familiares sean capaces de aceptar mejor el hecho de la enfermedad y considerar las ventajas y los inconvenientes del tratamiento. Ya que los pacientes que han sido informados de manera satisfactoria son los que están mejor dispuestos a seguir un tratamiento preventivo.
Otra ventaja del tratamiento de grupo es que los participantes pueden ayudarse mutuamente a resolver los problemas.

GRUPOS AUTOAYUDA/ASOCIACIÓN DE FAMILIARES

Surgen a menudo después de un grupo psicoeducativo, de forma que los participantes se siguen reuniendo y pueden llegar a montar una asociación que entre otras cosas ejerza una mayor presión social para, principalmente, una mejor difusión/aceptación social de la enfermedad y consecución de ayudas financieras y otros recursos.

Desde nuestro centro animamos a pacientes diagnosticados con patologías de tipo trastorno mental severo y a sus familiares a que además del abordaje farmacológico se adhieran a programas de intervención psicoterapéutica como una forma de prevención de recaídas y mejor gestión de la patología en si misma.

Porque en PsicoSabadell creemos en los recursos del paciente y su de su entorno.

 


  • 0

Reconocer el Trastorno de Ansiedad Generalizada

Tags : 

El trastorno de ansiedad generalizada -aunque menos conocido que otros trastornos de ansiedad– es relativamente frecuente, afecta hasta aproximadamente un 7% de la población, mayoritariamente mujeres y se inicia típicamente en la adolescencia o juventud. A pesar de la elevada frecuencia, se estima que existen muchos casos no diagnosticados y que muchos de ellos no se diagnostican hasta diez años de los primeros síntomas, muchas veces con problemas asociados. Las preocupaciones en exceso son el síntoma principal.

¿Cómo reconocer los síntomas?

Preocuparse nos ayuda a adaptarnos. Nos ayuda a anticipar situaciones en el futuro y poder buscar la mejor respuesta a posibles conflictos. Sin embargo, las personas con un trastorno de ansiedad generalizada presentan:

  • Preocupaciones en exceso,
    • con poco control sobre ellas
    • y en relación a temáticas diversas.
    • Incluso cuando no hay ninguna razón para preocuparse.
  • Síntomas físicos y psíquicos de ansiedad,
    • como tensión muscular,
    • irritabilidad,
    • inquietud,
    • dificultades para concentrarse,
    • cansancio
    • o sueño alterado.

Las preocupaciones pueden tener relación con diversas situaciones, no necesariamente muy amenazantes o problemáticas. Por ejemplo, algunas pueden ser sobre aspectos relativamente banales del día a día, pero la persona encuentra dificultades para poder controlarlas. Es importante destacar que estas preocupaciones son diversas, no centradas en una única temática. Los síntomas suelen ser fluctuantes y empeorar en situaciones de estrés.

¿Por qué pasa desapercibido y se diagnostica tarde?

Una de las posibles explicaciones es la gran tolerancia a los síntomas que tienen las personas que lo padecen. Las personas con mayor riesgo de tener el trastorno son aquellas con una personalidad neurótica, que incluye una elevada tendencia a preocuparse por las cosas. Esta situación no necesariamente desencadena en un trastorno de ansiedad generalizada, pero cuando lo hace, en muchas ocasiones la persona tiende a minimizar los síntomas, identificándolos como parte de ‘es como soy yo’. En ocasiones, los síntomas físicos, como por ejemplo dolores de cabeza, pueden ser la única causa de consulta al médico, que puede tardar un tiempo en diagnosticar el problema subyacente.

El trastorno se suele acompaña de otros trastornos como depresión, más frecuente cuanto más tiempo de evolución, por lo que es importante detectar el problema de forma precoz.

¿Cuáles son las causas y qué lo mantiene?

No se conoce con exactitud. Existen factores hereditarios que contribuyen a su desarrollo. Otros factores no heredados también parecen contribuir, como por ejemplo los patrones de respuesta emocional que aprendemos en la infancia, el estado sociocultural y las expectativas sociales.
A nivel del cerebro, se han observado cambios en el funcionamiento de estructuras relacionadas con la respuesta de ansiedad y el miedo. En las personas con el trastorno se pierde la capacidad de diferenciar correctamente las situaciones amenazantes de las seguras y esto parece estar relacionado con un funcionamiento alterado de regiones de la corteza frontal. Estos cambios parecen estar asociados con la severidad del trastorno y por lo tanto, también podrían resolverse con la resolución de los síntomas.

¿Cuál es el tratamiento?

Existen muchas opciones de tratamiento, que incluyen tratamiento psicológico y con fármacos.

En caso de utilizar fármacos, estos deben ir acompañados de psicoterapia. En general, los tratamientos agudos –de 4 a 6 semanas- han mostrado mejorías notables al menos en dos tercios de los pacientes. Aunque existen otros, destacan dos grupos de fármacos:

  • Benzodiacepinas (por ejemplo, diazepam): No cambian las preocupaciones pero sí mejoran la ansiedad, ya que actúan sobre la tensión muscular y la hipervigilancia. Efecto rápido pero no deben mantenerse largos periodos por riesgo de dependencia.
  • Antidepresivos: tardan más en iniciar el efecto, pero mejoran los síntomas y pueden mantenerse largos periodos.

En el caso de la psicoterapia, la más estudiada es la terapia cognitiva conductual, que ha mostrado buenos resultados, en ocasiones mejor que los fármacos. Existen otros tipos de terapia menos evaluados, algunos de ellos actualmente en estudio en el trastorno de ansiedad generalizada, como por ejemplo la basada en técnicas de mindfulness.

Otros factores que contribuyen a la mejoría de síntomas incluyen mantener hábitos de sueño y alimentación sanos o hacer deporte. Otras actividades como el yoga o la meditación, practicadas de forma correcta, también podrían ser beneficiosas. Entre las hierbas medicinales, la suplementación con pasiflora (Passiflora incarnata) ha mostrado resultados en la mejoría de síntomas de ansiedad.

Según sus preferencias, la intensidad de los síntomas, la duración, y si tiene algún otro diagnóstico asociado su médico le propondrá la alternativa más adecuada para usted.


Nº Col. 40665


Calendario

agosto 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Video Virtual

Visita Virtual YouTube play