Tag Archives: lenguaje

  • -

Mi hijo/a no habla bien

Tags : 

Si has llegado hasta aquí, es porque alguna vez has escuchado “mi hijo/a no habla” o incluso puede ser que estés pasando por esta situación. Es normal llegarse a preocupar si vemos que nuestro hijo/a no habla cuando debería o que no se entiende lo que dice.

Muchas madres y padres que llegan a consulta suelen decir que su hijo o hija no habla o no habla bien pero que lo entiende todo. Dentro de esta frase, hay una parte muy cierta, para poder hablar y comunicarse primero es imprescindible entender. La comprensión siempre va por delante de la producción, y es que, si un niño o niña no entiende que es el agua…, ¿cómo la va a pedir?

Entendemos que, los niños y niñas empiezan a producir alguna palabra suelta alrededor del año, y que aproximadamente al año y medio, se produce lo que se conoce en logopedia la etapa de explosión lingüística. En esta etapa los más pequeños aumentan considerablemente su vocabulario.

En el momento que empezamos a dudar sobre si es normal o no el proceso evolutivo de nuestro pequeño, es imprescindible acudir a un profesional (por ejemplo un pediatra) que nos confirme o desmienta nuestras sospechas. En los casos en los que el lenguaje es el protagonista se aconseja acudir a un profesional del habla y del lenguaje, el logopeda.

La terapia logopédica siempre será un buen recurso para desarrollar, potenciar y mejorar las habilidades comunicativas y lingüísticas de los más pequeños de la casa, en especial, durante la primera infancia (0-6 años). Se ha demostrado que, una intervención adecuada a tiempo puede prevenir posibles trastornos del lenguaje y/o del aprendizaje en un futuro. Por esta misma razón, la frase de “ya hablará”, nunca deberá de ser una opción.

Si este es vuestro caso os recomendamos informaros y hacer un primera visita para evaluar la situación y poder determinar si es conveniente iniciar una intervención logopédica.

Laura Montes Huertas
Nº Col. 08-4563
Logopeda


  • 0

Saber más sobre la dislexia

Tags : 

La dislexia es un trastorno de aprendizaje relacionado con la lectura y la escritura que se da al margen de las habilidades intelectuales de la propia persona.

¿Como se si mi hijo presenta dislexia?

Según los estudios existe la evidencia que los hijos de padres con dislexia tienen un alto riesgo de padecerla. Las dificultades que presenta este trastorno son alteraciones en algunos aspectos del lenguaje, en la concentración y planificación, en la coordinación motriz. Aunque éstas dificultades no determinan una dislexia ya que se necesitan unos protocolos de observación y detección. Este protocolo va dirigido a los profesores y maestros ya que son los profesionales que trabajan directamente con nuestros hijos.

Hay algunos problemas que son habituales en los alumnos que padecen este trastorno, pero no son determinantes. Para que podáis tener una idea de sus afectaciones os damos aquí algunos ejemplos de lo que le podría suceder a un niño con dislexia:

  • Falta de reconocimiento de algunas letras y confusión de sílabas (por ejemplo en vez de decir “er” el niño dice “re”)
  • Inversión de algunos números o letras
  • Omisión de algunas letras o sílabas en la lectura
  • Baja velocidad lectora
  • Escritura a veces incomprensible.

Nos gustaría remarcar que estas afectaciones no son determinantes, ya que durante el aprendizaje de la lecto-escriptura muchos de estos ejemplos pueden aparecer sin necesariamente padecer una dislexia. Por ello, en Psicosabadell ofrecemos los recursos necesarios para la detección y recomendamos su aplicación ante la duda.

¿Como puedo ayudarle?

Una buena intervención psicopedagógica con el alumno es clave, especialmente cuando va coordinada con la escuela con el fin de ir al unísono con los aprendizajes que el niño está adquiriendo. De esta manera se optimizan los recursos del maestro
y que se dan en el aula, y para los casos más acusados, añadiendo a lo ya mencionado un soporte más intensivo y con una ayuda a largo plazo. Es muy importante que con estos últimos casos la intervención sea continua de forma que el proceso se mantenga aunque sea con menos intensidad.

En nuestro centro de psicología Psicosabadell abordamos estas dificultades del aprendizaje con una intervención individualizada y personalizada, para adaptarnos al ritmo de lectura y escritura de cada niño/a, reforzando todas aquellas dificultades y dándole herramientas, a la par que potenciamos sus fortalezas, con la influencia que esto tiene de cara a la autoestima del niño frente a los estudios.

Para ampliar informacion sobre dislexia os facilitamos un documental que explica con más detalle las características y origen de esta problemática

 Gemma Pavón
Psicopedagoga
Nº Col. 01775



  • 0

Neuropsicología en PsicoSabadell

Tags : 

La neuropsicología es una rama que fusiona los conocimientos de neurología y psicología. Se trata de la ciencia que estudia la relación entre el cerebro y la conducta.

Aunque aún es muy desconocida en nuestro país, cada vez está más presente en los servicios médicos como hospitales, residencias y de manera privada en centros especializados.

 

¿Para qué sirve?

Ayuda a establecer el estudio completo del perfil cognitivo de una persona, tales como: la memoria, la atención, el lenguaje, las emociones, los sentidos y la motricidad.

Es muy útil en aquellos casos en los que una persona, ya sea niño o adulto, ha padecido alguna dolencia médica en la que haya una afectación del sistema nervioso central (es decir, del cerebro o de la médula).

 

¿En qué contextos se aplica?

Es susceptible de tratar esta disciplina personas de todas las edades, siempre teniendo en cuenta ciertas características, como por ejemplo: la edad, el sexo, el nivel educativo y, por supuesto, su historial vital.

 

Los problemas que aborda son:

Infanto-juvenil: parálisis cerebral, enfermedades congénitas, epilepsia, traumatismos craneoencefálicos, hidrocefalias, accidentes cerebro-vasculares, encefalopatías, tumores cerebrales, síndrome del niño agitado, etc.

Adultos: parálisis cerebral, enfermedades congénitas, epilepsia, traumatismos craneoencefálicos, hidrocefalias, accidentes cerebro-vasculares, encefalopatías, tumores cerebrales, secuelas del consumo de drogas y alcohol, por alteraciones severas del sueño, por obesidad u trastornos afectivos además de demencias.

 

¿En qué me puede beneficiar?

Es muy habitual que las secuelas de un daño cerebral conlleve alteraciones físicas, cognitivas y emocionales. Es muy recomendable hacer un abordaje global de la persona con el fin de mejorar su calidad de vida.

Es más conocida la gran labor de fisioterapeutas y logopedas, puesto que ellos ayudan a las secuelas que son más visibles e incapacitantes, como son los trastornos motores que afectan a una extremidad, dos o todo un lado del cuerpo y los trastornos del lenguaje.

No obstante, no hemos de olvidar que toda acción que realizamos pasa por el órgano del cerebro y que si este está afectado, también habrá secuelas menos visibles pero igualmente incapacitantes.

Refiriéndonos a problemas de memoria, de atención, cambios de humor o incluso de personalidad o dificultades a la hora de solucionar problemas del día a día los cuales, antes del daño cerebral lo hacíamos de manera automática y ahora hay que pensar cada paso que hacemos (en el caso de que el daño se haya producido después del nacimiento).

En conjunto, los cambios que hayamos experimentado nos afectarán a nuestra autoestima y a la relación con nuestro entorno.

En PsicoSabadell disponemos de una Neuropsicóloga especializada en la rehabilitación del daño cerebral así como en la estimulación cognitiva de personas con demencia. Ofrecemos asesoramiento, orientación así como evaluación y tratamiento.

 
¿Qué documentación he de presentar si estoy interesado en este servicio?

Para llevar a cabo la evaluación y establecimiento de objetivos adecuados para el posterior tratamiento, es necesario que la persona interesada nos facilte:

Informes médicos actualizados: si ya ha habido un diagnóstico, especialmente para saber qué tratamiento médico ha llevado en el pasado y la medicación actual.
Informes de la estancia hospitalaria.
Informes de neurología así como pruebas de neuroimagen complementarias (resonancias magnéticas o tac cerebral.), si se han realizado.
Informes de estudios cognitivos previos realizados, si se han realizado.

En el caso de sospecha de deterioro cognitivo o demencia:

Informe del neurólogo y pruebas de neuroimagen (resonancias magnéticas o tac cerebral).

Nuestra metodología de trabajo promueve un abordaje holístico, es decir, trabajamos no sólo el trabajo con la persona afectada sino con su familia y/o entorno más cercano.

Por:   Jessica Arjona
Núm. Col.21919


Video Virtual

Visita Virtual YouTube play