Tag Archives: incertidumbre

  • -

Ansiedad de separación ante la vuelta al cole

Tags : 

Tras dos meses en los que el niño o niña ha estado junto a sus padres o figuras cercanas, iniciar de nuevo el curso escolar supone un cambio en la dinámica familiar. Aquí es donde puede aparecer la ansiedad de separación y, con ello, algunos padres tienen la inseguridad de cómo ayudarles y acompañarles en este proceso. Para ello, primero tenemos que entender qué es. 

La ansiedad es una emoción que surge cuando anticipamos un resultado negativo ante situaciones ambiguas. Su intensidad dependerá del grado de amenaza que percibamos y de los recursos que disponemos para hacer frente esta situación. Por ejemplo, el inicio del curso o el cambio de colegio puede ser una situación amenazante para algunos niños. Esta ansiedad la expresan mediante llanto, berrinches, síntomas físicos (dolor de tripa, de cabeza…), mayor necesidad de que les presten atención, dificultades para dormir o para hacer las actividades rutinarias. A ello, también se puede sumar la carga física y mental de tareas y actividades. Así, por ejemplo, un exceso de tareas extraescolares, aunque supone un beneficio en el desarrollo físico e intelectual del niño cuando se dispone del tiempo suficiente, puede producirse el efecto contrario cuando no lo hay. 

La ansiedad de separación es un proceso adaptativo y propio de la edad. Surge a los seis meses y puede durar hasta la escuela primaria. Puede impedir que el niño se vaya solo o con desconocidos, pero también puede ser una incomodidad cuando es necesario separarse. No solo sufre el niño, sino también los padres, quienes pueden experimentar culpabilidad y ansiedad

Desde PsicoSabadell queremos aportaros ALGUNAS PAUTAS para ayudaros a la adaptación:

  1. Establecer una rutinaanticipársela y cumplirla: explicar qué va a pasar en ausencia de los padres, quién y cuándo lo llevará al colegio y lo recogerá, qué hará después del colegio (recomendable que sean actividades gratificantes que el niño elija). 
  2. Si es posible, presentarle al profesor o profesora. Los niños se sienten más seguros cuando ven que es una persona conocida de su figura de referencia. 
  3. Cuando llore y se sienta asustado, tratar de atenderle con calma, ya que con ello le transmitiremos seguridad. Es importante escuchar sus preocupaciones.
  4. Reforzar positivamente la autonomía adquirida: ¡Lo has hecho muy bien al entrar solo en clase!
  5. Evitar sobreproteger al niño ya que con ello le transmitiremos nuestra propia angustia. 
  6. Podemos ofrecerle elegir un objeto transicional (juguete, manta, amuleto, ropa…) que él quiera y pueda llevar para que le recuerde a su hogar y así disminuir su ansiedad.

En definitiva, el miedo, los nervios, los llantos y la inseguridad de los días previos al inicio del curso y durante este son normales y podemos ayudarles a gestionarlos y acompañarles en el proceso. Si el niño sigue presentando mucho malestar y ello le interfiere en su funcionamiento, sería recomendable buscar la ayuda de un profesional


Elena Fuertes Izquierdo
Psicóloga General Sanitaria
Nº Col. 27357


  • -

La indefensión aprendida

Tags : 

Uno de los efectos secundarios que está dejando a muchos el COVID es una sensación de descontrol sobre nuestras vidas, de no saber cómo o cuándo recuperaremos la “antigua normalidad”. Se han perdido puestos de trabajo, el ocio y la libertad de muchas maneras. En muchas persones esto se está traduciendo en una indefensión aprendida.

La indefensión aprendida, termino acuñado por Seligman y colaboradores, es un estado psicológico que se produce frecuentemente cuando los acontecimientos son incontrolables. Se manifiesta cuando una persona comienza a sentir que es incapaz de modificar alguna situación, comportamiento o estado mediante sus conductas. Es decir, que nuestros actos no influyen en el resultado que obtenemos, ya que hagamos lo que hagamos nada sirve.

De esta manera, el simple hecho de pensar que nuestros actos no modificarán una situación concreta nos llevará a la larga a evitarla o a no enfrentarnos a la misma.

Una de las consecuencias de este tipo de problemática es una disminución de autoestima. Otro efecto por destacar es la motivación al cambio, que también queda gravemente afectada, quedando la voluntad de la persona subordinada a cualquier aspecto no generado por sí misma.

Un ejemplo de esto podría ser la búsqueda de trabajo en la actualidad. Si tras lo ocurrido te has quedado sin trabajo, llevas muchos meses buscando y no sale nada, es probable que tengas pensamientos de tipo desmotivador, sensación de estar perdiendo el tiempo y pocas esperanzas de obtener un resultado positivo. Esto puede llevarte a tener comportamientos que van en la dirección opuesta a la búsqueda y más dirigidos hacia la pasividad o la evitación de la situación.

Este es un ejemplo donde la indefensión ya se ha instaurado. Es un momento donde crees que no hay nada que hacer y donde el tener trabajo o no, se deja en manos del destino. Si te fijas, aunque es cierto que hayas llevado una búsqueda activa y que puede estar costando más de lo habitual, la pasividad no te ayudará a conseguir tu meta, si no que aún la alejará más. Quedarse en casa no es una buena opción.

Es aquí donde se deben desarrollar nuevas habilidades o herramientas que permitan seguir con la búsqueda, de otra manera, con otros recursos, en otros lugares. Sea como sea, hay que evitar la indefensión que no solo te deja inactivo, sino que además puede dar lugar a desarrollar una sintomatología depresiva o ansiosa, siendo aún más difícil llegar a conseguir de tus metas.

En caso de que os sintáis identificados con esta indefensión y estéis teniendo dificultades a la hora de gestionarla, os recomendamos que solicitéis ayuda profesional. En PsicoSabadell disponemos de un equipo de especialistas en psicología y psiquiatra a vuestra disposición para poder ayudaros.

Ainhoa Kake Cabeza
Psicóloga general sanitaria
Número de colegiada: 26140


Video Virtual

Visita Virtual YouTube play