Tag Archives: dificultades de lectura

  • 0

Cómo aprenden a leer los niños

Tags : 

La lectura es una actividad que proporciona conocimientos, placer y diversión a los seres humanos. Por una parte, provee de conocimientos porque sin la lectura, las personas no tendríamos acceso a toda la información de la que disponemos a través de libros, internet, etc. Y, por otra parte, brinda diversión y placer porque a través de la lectura podemos ser capaces de imaginar y crear. E imaginando y creando el individuo ayuda a que su desarrollo sea más sano y completo a lo largo de su vida, llegando a ser un adulto autónomo y seguro

Hoy en día la mayoría de las personas saben leer, pero hay que tener claro que éste es un proceso complejo que comienza a edades muy tempranas, se desarrolla a lo largo de la infancia y adolescencia y se consolida en la juventud. 

Primeros contactos con la lectura

Los primeros contactos con la lectura comienzan a muy temprana edad y se producen a través de cuentos. Explicar un cuento a un niño lo ayudará a familiarizarse con este medio de comunicación que es la lectura. 

Aunque el niño sea muy pequeño (generalmente alrededor de los dos años) éste aprende a distinguir entre letras y dibujos. También puede ser capaz de saber cuál es el título del cuento que le van a leer o reconocerlo a través de los dibujos. De la misma manera, pueden escoger el cuento que quieren que se les lea simplemente leyendo los dibujos que aparecen en la portada. 

Segunda etapa

Más adelante el niño comienza a saber el significado de los fonemas o letras y comprende que éstas, unidas, forman sílabas que a su vez, unidas, crean palabras. Algunas de estas palabras ya son conocidas en el vocabulario del niño y otras se convierten en nuevas adquisiciones. 

En esta etapa, pues, ya están preparados para comenzar a aprender a leer y descifrar el código de letras que se les ponga delante. Para ello habrá que escoger lecturas adecuadas al nivel lector del niño. 

¿Qué ocurre una vez que el niño ha aprendido a leer?

Una vez el niño ha aprendido a leer, el aprendizaje no acaba aquí, puesto que éste debe ir perfeccionándose. Y esto se consigue a través de la lectura, de lecturas que despierten el interés del niño (y más adelante también el adolescente), lo cual ayudará a que mejor su fluidez lectora y a que esté más predispuesto a leer lecturas de clase. 

Cómo fomentar la lectura en los más pequeños

Para conseguir que un niño lea es imprescindible escoger una lectura que sea del interés del lector y que se adapte a su nivel. ¿Por qué son importantes estos dos aspectos? Porque si la lectura no interesa al niño y además está destinada a lectores más pequeños o mayores, el niño se aburrirá porque, por un lado, no le interesa y, por el otro, lo verá demasiado fácil (o difícil).

Si quieres saber más sobre las etapas de aprendizaje de la lectura, si te interesaría saber qué lecturas se adecuan al perfil lector de tu hijo o hija o si te gustaría saber de qué manera lo puedes motivar y ayudar a perfeccionar su lectura, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de PsicoSabadell.

Tania Visiga Delgado
Num.Col. 1109


  • 0

Pautas para fomentar la lectura en los niños

Tags : 

La lectura es uno de los procesos implicados en el aprendizaje que más información y conocimientos aporta al ser humano a lo largo de su vida. De hecho, sin la lectura es difícil aprender algo nuevo o acabar de entender ciertos contenidos. Así pues, por todo lo que implica la lectura, es importante fomentar esta actividad en los niños desde edades tempranas ya que a leer se aprende desde pequeños puesto que no solamente se leen letras. Las imágenes también se pueden leer. Y es por eso que los cuentos juegan un papel muy importante en el inicio de la lectura del niño al ser la primera toma de contacto con la lectura. Primero con las imágenes que presentan y posteriormente también con las palabras que incluyen.

A continuación os enumeramos una serie de pautas para que la lectura sea una actividad agradable para vuestros hijos:
Ambiente agradable​. Para que el niño sienta atracción por la lectura es importante que se destine una zona de la casa a dicha actividad. Esta zona (o ambiente) deberá resultar agradable, motivante y que haga al niño sentirse cómodo y a gusto. Por ejemplo poner alfombras, cojines, butacas adaptadas a la edad del niño, etc. pueden ser un gran recurso para conseguir esa comodidad. También se puede acompañar la lectura con música relajante de fondo, siempre que no suponga una distracción para el niño.

Organización y acondicionamiento de espacios​. Escoger estanterías bajas y al alcance del niño, así como utilizar cestas que puedan manipular los lectores es una buena idea para mantener los cuentos organizados y a la vista del niño para que éste pueda seleccionar el cuento que quiere leer en cada momento.

Establecer horarios y hábitos de lectura​. Se puede leer o mirar cuentos a cualquier hora del día y en cualquier momento, pero si se establece un horario será más fácil que el niño adapte esos hábitos de lectura que le estamos intentando transmitir. Así, destinar un tiempo después de comer o cenar, antes de la hora del baño o después, etc. pueden ayudar al niño a relajarse y estar más preparado para ir a dormir al haber bajado el ritmo después de un día intenso de actividades.

Intereses del niño​. Es muy importante que los cuentos que ofrezcamos a los niños sean de su interés. No tiene sentido intentar introducir la lectura a través de historias que no motivan al lector. De la misma manera que un adulto que no le guste el fútbol no leería un libro que hablase solamente de este deporte, a un niño tampoco le apetecerá leer un cuento el contenido del cual no le guste.

Adaptación al nivel lector del niño​. También es muy importante escoger cuentos que estén adaptados al nivel lector del niño. Esto es, si vamos a diseñar una biblioteca para un niño de 3 años, escojamos cuentos para niños de 3 años y no para mayores o más pequeños, ya que no serán alcanzables para él y se cansará. No obstante, pueden haber cuentos que aun siendo para más mayores contengan diversos dibujos y entonces quizás sí nos pueda ser útil.

Acompañamiento de la lectura​. Sobretodo cuando el niño es pequeño es importante que esté acompañado por un adulto que le vaya explicando qué es lo que sucede en cada página del libro. De la misma manera, si existe algún hermano mayor también puede hacer esta función.

 

Si quieres organizar una pequeña biblioteca adaptada a los intereses y gustos de tus hijos y tienes dudas sobre cómo llevar a cabo el proyecto, o si necesitas una lista personalizada de cuentos, no dudes en ponerte en contacto con el equipo de PsicoSabadell nuestra psicopedagoga estará encantada de asesorarte en cuales pueden ser las claves, ademas de las ya citadas, para que tu hijo/a se aficione a la lectura y lo convierta en un hábito que además de ser fundamental para sus estudios le genere placer y diversión.

 

Tania Visiga Delgado
Num.Col. 1109


  • 0

La lateralidad y la influencia en el aprendizaje

Tags : 

Diestro, zurdo, ambidiestro… ¿de verdad influye en el aprendizaje?

Pues la respuesta es , según los estudios realizados hasta la fecha.

La lateralidad se define como la preferencia de utilización de un lado del cuerpo frente al otro. De media, se define el patrón de lateralidad sobre los 5-6 años de edad. Éste término no es todo blanco o negro, sino que existe un gradiente de colores enmedio. Sin embargo vamos a centrarnos en las más generales.

Hablamos de lateralidad definida o consistente cuando la mano, el pie, el oído y el ojo que usamos para realizar las actividades del día a día es el derecho o el izquierdo.

Pero…¿ qué pasa cuando usa la mano derecha para coger las cosas, pero usa el pie izquierdo para chutar la pelota? En este caso estamos hablando de una lateralidad cruzada o no definida. 

¿Y si somos capaces de utilizar ambas manos o pies para realizar cualquier actividad? Entonces nos referimos a ser ambidiestros. 

¿Y que tiene que ver esto con el aprendizaje y el rendimiento escolar? Una mala definición de la lateralidad es crucial detectarla cuanto antes mejor, para poder corregirla y prevenir dificultades en la adquisición de los aprendizajes.

La inadecuada adquisición del esquema de tu propio cuerpo puede propiciar la aparición de dificultades en la lectura , la escritura, el cálculo o en el dibujo. Por lo tanto, si al niño/a le cuesta el doble que a los compañeros estás tareas, puede afectar también a su nivel de atención o concentración en clase y, de seguir así, puede verse desmotivado hacia ciertas asignaturas.

 

Papás y mamás, ¿cuando sería aconsejable acudir a un especialista?

Si vuestro hijo/a presenta las siguientes características:

– se cae con frecuencia, es de esos niños que siempre está en el suelo y que hasta con un pelo se caen.

– confunde muy habitualmente la derecha con la izquierda.

– reacciona de manera más lenta ante actividades manuales o deportivas.

– si usa la derecha para comer, usar unas tijeras pero la izquieda para chutar la pelota.

– tiene dificultades con las matemáticas: le cuesta automatizar los procesos para realizar sumas o restas.

– tiene dificultades en leer o escribir: es más lento que el resto de compañeros.

– cuando escribe, invierte algunas letras como si las miraramos a través de un espejo (por ejemplo, las “d”, “b”, las “p”, “q”) o algunos números (como el “6” o el “9”).

– tiene una letra demasiado grande o poco inteligible para el nivel al que está.

– puede que le guste poco hacer dibujos o puzzles.

 

¿Dónde debo acudir si mi hijo/a tiene estas características?

Es muy recomendable acudir a dos profesionales:

1. A un psicólogo infantil para determinar el perfil cognitivo del niño y descartar factores que puedan estar interfiriendo en el rendimiento académico.

2. A un optometrista para evaluar e intervenir mediante la terapia visual.

Por:   Jessica Arjona
Núm. Col.21919


Calendario

noviembre 2019
L M X J V S D
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Video Virtual

Visita Virtual YouTube play