Tag Archives: crianza

  • -

Cuidar a los padres para que puedan cuidar

Tags : 

Ser padre es una experiencia para la cual no existe un aprendizaje previo, por ello, a veces, ciertos cometidos se tornan difíciles de gestionar. Hablamos de poner límites a los niños desde una edad temprana. 

Poner límites no solo está dirigido a establecer normas o pautas de conducta, sino que tiene beneficios como: la expresión adecuada de los deseos y sentimientos o aprender a tolerar la frustración. Además, de promover habilidades sociales aprendiendo a respetar los límites de los demás, generando un control sobre sí mismo y produciendo una adecuada relación con los padres.

El establecer límites en la infancia se refiere a que los padres concretéis desde los primeros años de vida del niño, las normas y reglas que este debe cumplir en casa y fuera de ella, con el objetivo de modular la conducta del mismo de forma adecuada. Esto, a su vez, contribuye a mantener un vínculo seguro con los niños

Sin embargo establecer límites no se refiere a destruir la voluntad del niño o de suprimirla, sino de guiarla y proporcionar ocasiones y herramientas para ejercerla. 

A la hora de establecer límites hay que tener en cuenta que las normas y reglas sean sencillas y simples, que el niño tenga claro cuáles van a ser las consecuencias si no las cumple, por tanto, que se anticipen, y que estas sean proporcionadas. 

Además, informar claramente al niño no sólo de lo que debe hacer, sino las consecuencias positivas o negativas que tendrá su comportamiento, le permite desarrollar la seguridad y protección que necesita para un proceso de crecimiento adecuado.

Pero, aunque la teoría pueda parecer fácil, la realidad es que a la hora de llevarlo a la práctica existen muchos factores condicionantes, como por ejemplo, el vínculo que vosotros, como hijos, tuvísteis con vuestros padres, la educación que recibísteis, el contexto familiar actual, las circunstancias socio-económicas, el tiempo… Todo ello, a veces hace que no sea fácil la gestión, que podáis dudar sobre si lo estáis haciendo adecuadamente o que os falten herramientas para situaciones o reacciones concretas. 

El equipo infato-juvenil, queremos destacar que lidiar con sentimientos difíciles y la seguridad como padres, fomenta experiencias de seguridad que pueden transmitirse a las relaciones con los hijos, además de ser potenciar las fortalezas parentales. 

Lo que los padres pensáis acerca de vosotros mismos, lo que esperáis de vuestro propio rendimiento en términos de éxito o fracaso, como interpretáis o describís vuestras acciones o el futuro que véis para vosotros mismos y vuestros hijos condicionan vuestras prácticas de crianza

Por ello, que los padres podáis parar y pensar, de cara a reconocer las interpretaciones y los significados que atribuís a la conducta de vuestros hijos y a vuestra propia experiencia como padres, contribuye a interacciones donde los niños transmiten con eficacia sus necesidades y afectos, ofreciendo respuestas adecuadas. 

Es importante tener en cuenta, que las interacciones niño-cuidador no son un circuito perfecto y de eficacia constante, sino más bien un proceso imperfecto, abierto y basado en el ajuste dinámico: ambas partes se buscan, señalan sus estados y necesidades, negocian constantemente intercambios que contribuyen al bienestar

Desde PsicoSabadell, creemos que cuidar de los padres es el requisito imprescindible para que ellos puedan cuidar de sus hijos. Por este motivo, si sientes que necesitas pautas para poner límites y normas a tus hijos, ponte en contacto con nosotros. 

Triana Lara 
Nº Col. 28086
Psicóloga General Sanitaria


  • 0

Una intervención multidisciplinar

Tags : 

En muchas ocasiones escuchamos hablar de las intervenciones terapéuticas en las que varios profesionales intervienen con el mismo niño o adolescente. Pero hay quien no tiene clara la función de tantos profesionales actuando sobre el mismo caso. Para clarificar a que se refiere vamos a dedicar este post a explicar en que consiste centrándonos en el área de infanto- juvenil.

Ante casos concretos como por ejemplo los trastornos del desarrollo, las necesidades de intervención suelen ser muchas, porque las afectaciones se ponen de manifiesto en la mayor parte de áreas de desarrollo del niño y esto requiere de un abordaje integral, en el que diferentes especialistas trabajen conjuntamente. Las consecuencias pueden influir en la adquisición de itos prototípicos del desarrollo infantil (contacto ocular, adquisición del habla, del juego simbólico,  las relaciones sociales y de otras formas de interacción del niño con su entorno). Cuando se identifican retrasos o dificultades de este tipo, es crucial comenzar un trabajo terapéutico que fomente la estimulación de todos aquellos aspectos que están viéndose retardados. Ya que no debemos olvidar que las primeras fases del crecimiento son críticas, y todo lo que se pueda adquirir aquí será la base para posteriores aprendizajes.  Por tanto, llegados a este punto, la familia tiene que solicitar ayuda para minimizar las consecuencias, y aumentar los recursos y estrategias que puedan suplir estas dificultades en el pequeño/a.
En muchas ocasiones también los propios familiares requieren de ayuda para afrontar la vivencia que están teniendo. Y es que, cuando pensamos en la crianza y evolución de un niño/a la tendencia general, es a hacerlo desde una visión normalizada, donde la dificultad se obvia. Y sin embargo, cuando la realidad es distinta, tenemos que hacer un trabajo de afrontamiento que en ocasiones tampoco resulta sencillo.

En PsicoSabadell somos muy conscientes de todo este proceso, y de la implicación que tiene sobre el sistema o núcleo familiar, por eso disponemos de un equipo multidisciplinar con especialistas del ámbito de infantil que realizarán un abordaje integral de la problemática de tu hijo. La clave del éxito es el trabajo coordinado y conjunto con la familia, la escuela y el resto de profesionales que intervienen en el proceso terapéutico del niño/a con el fin de aunar fuerzas para lograr los objetivos terapéuticos marcados en cada caso.

Disponemos de una neuropsicóloga que realizará una  evaluación diagnóstico de los diferentes trastornos neuropsicológicos, trabajando siempre mano a mano con neuropediatras, pediatras, neurólogos, con el objetivo de velar por las necesidades del paciente. Una psicóloga general sanitaria de infanto-juvenil que es además es especialista en trastornos del desarrollo y concretamente  trastornos del espectro autista TEA. Una logopeda para el tratamiento de los casos en los que se requiera hacer una intervención en trastornos del lenguaje (oral y escrito), trastornos de la voz y del desarrollo orofacial y otras alteraciones funcionales. Y una psicopedagoga especialista en trastornos del aprendizaje que proveerá al niño/a, a la familia y a los profesores, de las herramientas necesarias para hacer frente a las dificultades académicas derivadas de su problemática. Ademas de la creación y adaptación de los planes curriculares en base a las necesidades de cada paciente.



Video Virtual

Visita Virtual YouTube play