Tag Archives: consumo de sustancias

  • 0

Trastorno bipolar en edad infantil

Tags : 

El Trastorno bipolar en la infancia es a menudo un trastorno grave, que conlleva a importante deterioro funcional del niño o adolescente y considerable afectación en el ámbito familiar. El pronóstico y la funcionalidad del niño pueden mejorar considerablemente cuando se realiza un diagnóstico adecuado y una intervención terapéutica precoz e integral.

Frecuentemente se asocia a otros trastornos como el Trastorno negativista desafiante, el TDAH y el consumo de sustancias. Estos trastornos pueden enmascarar o retrasar el diagnóstico del Trastorno bipolar e interaccionar agravando la problemática y dificultando el tratamiento.

Los estudios han demostrado que el Trastorno bipolar en la infancia origina una importante incapacidad e impacto en la vida del niño/adolescente, con un marcado aumento de la morbilidad e incluso mortalidad.

A pasar de la afectación ocasionada en el niño/adolescente y de la importancia de realizar un diagnóstico precoz, El Trastorno bipolar en la infancia resulta mayormente infradiagnosticado.

La forma de presentación suele ser diferente al Trastorno bipolar de la edad adulta, siendo en muchas ocasiones difícil llegar al diagnóstico adecuado. Es por ello que se recomienda realizar la evaluación del niño o del adolescente por un profesional experto en esta problemática. 

El tratamiento de elección del Trastorno bipolar es farmacológico. Los fármacos más recomendados para el tratamiento son los del grupo de los antipsicóticos atípicos y los estabilizantes del ánimo.

Los niños suelen ser más susceptibles a los efectos secundarios de los fármacos que los adultos. Los efectos secundarios más frecuentes con el tratamiento son: Aumento de peso, somnolencia, hiperprolactinemia (aumento de prolactina).

La estabilización del paciente y la adecuada tolerancia a los fármacos utilizados en el tratamiento del Trastorno bipolar en edad infantil suelen ser dificultosos. Generalmente se requiere el empleo de diferentes fármacos a lo largo del seguimiento y muchas veces la utilización de fármacos en combinación. 

La respuesta al tratamiento farmacológico mejora notablemente cuando es acompañada de una intervención terapéutica psicológica.

Se ha reconocido la eficacia de terapia cognitivo-conductual, la psicoterapia interpersonal y la terapia focalizada en la familia.

En asociación al tratamiento farmacológico y psicoterpéutico se recomienda realizar un abordaje psicoeducativo a nivel familiar.

Otros tratamientos ensayados: Estudios realizados han descrito el uso en el tratamiento del Trastorno bipolar en edad infantil de nutrientes, vitaminas, minerales y ácidos grasos Omega-3. Si bien se ha sugerido su utilización en el tratamiento, todavía no existen estudios con la suficiente calidad metodológica para demostrar eficacia y seguridad de estos tratamientos. Aún así, y sobre todo en casos de difícil estabilización, podrían ser considerados como adyudantes a la terapia farmacológica y psicoterapéutica.  

Dr. Mariano Bellina
Médico Psiquiatra 
Nº Col. 47541


  • 0

El rendimiento escolar y la inteligencia emocional

Tags : 

Vamos a ir por partes… Todos sabemos que la finalidad de la educación es el desarrollo de la personalidad integral del individuo. Hay diferentes autores que hablan de la educación emocional pero uno de los más importantes es Bisquerra y la define como:

“El concepto de educación emocional como proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el desarrollo de las competencias emocionales como elemento esencial del desarrollo integral de la persona, con objeto de capacitarle para la vida. Todo ello tiene como finalidad aumentar el bienestar personal y social.” (Bisquerra, 2003)

Con ello queremos dar a entender que sin el desarrollo adecuado de las capacidades emocionales, seremos incapaces de desarrollar cualquier otra competencia. Por esta razón detectar carencias en la educación emocional, es tan importante. La educación emocional implica tener una inteligencia emocional para saber gestionar y tener la habilidad de comprender nuestras propias emociones.

La falta de inteligencia emocional provoca problemas entre los estudiantes. Las áreas en las que se ven afectados son básicamente cuatro:

  • El déficit en los niveles de bienestar y ajuste psicológico del alumnado
  • Disminución en la cantidad y calidad de las relaciones
  • Descenso del rendimiento académico
  • Aparición de conductas disruptivas y consumo de sustancias adictivas.

(Extremera y Fernández-Berrocal, 2003)

Es importante saber que hay una estrecha relación entre el rendimiento escolar y la inteligencia emocional. Es necesario el desarrollo de la inteligencia emocional sobretodo en la realidad en la que vivimos. Por este motivo sabemos que hace falta impulsar las habilidades para apoyar el desarrollo de la inteligencia emocional en los niños como prioridad.

Desde nuestro equipo multidisciplinar, trabajamos el rendimiento escolar, pero siempre vinculado al desarrollo de la inteligencia emocional, como una forma de dotar de estrategias y herramientas a nuestros pacientes, con el fin de fomentar su autonomía en ambos terrenos.

 

Gemma Pavón
Psicopedagoga
Nº Col. 01775


Calendario

diciembre 2019
L M X J V S D
« Nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Video Virtual

Visita Virtual YouTube play