Tag Archives: ancianos

  • 0

El insomnio en la tercera edad

Tags : 

Las quejas de sueño inadecuado son muy comunes entre los ancianos, y plantea numerosos problemas de diagnóstico. Cerca del 35% de los ancianos presenta problemas relacionados con el sueño, especialmente de insomnio. El diagnóstico diferencial del insomnio en el anciano comprende las siguientes entidades:

Cambios en el sueño con la edad.

Generalmente, con la edad el sueño es más escaso, fragmentado y superficial, y la latencia de sueño es mayor. Seis a ocho horas de sueño al día suelen ser suficiente en personas mayores. También se produce con mayor frecuencia somnolencia diurna, y se pasa más tiempo en la cama. Es frecuente que estos cambios se perciban como anomalías, y que produzcan una queja de insomnio.

Insomnio asociado con enfermedades mentales.

Prácticamente todos los trastornos psiquiátricosdemencia, delirium, depresión, ansiedad, trastornos psicóticos – pueden producir insomnio, así como las reacciones de adaptación a acontecimientos vitales estresantes.

Insomnio asociado a enfermedades somáticas.

Las enfermedades somáticas asociadas a dolor crónico (ej. artritis reumatoide), a dificultades respiratorias (ej. EPOC, insuficiencia cardiaca), o a obstrucción urinaria (ej. prostatismo, infecciones urinarias crónicas), pueden producir insomnio con gran frecuencia. También pueden dar lugar a insomnio la mioclonía del sueño y la apnea del sueño.

Insomnio asociado con tratamientos.

Los agentes simpaticomiméticos (ej. descongestionantes y broncodilatadores), las xantinas, algunos antidepresivos (ej. fluoxetina) y sustancias como la cafeína pueden interferir con el sueño, especialmente si se consumen por la tarde.

Insomnio relacionado con trastornos de la respiración

Por ejemplo, la apnea del sueño

Mioclonus nocturno

Movimientos o sacudidas periódicas de las piernas que alteran el sueño.

Insomnio Primario.

Si todas las causas anteriores se han descartado, nos encontramos frente a un insomnio primario.

A la luz de dicho diagnóstico diferencial, es evidente que el tratamiento del insomnio debe ir encaminado en primer lugar a eliminar las posibles causas. En cualquier caso, antes de iniciar cualquier tratamiento se deberá optimizar el cumplimiento de las normas de higiene del sueño.

Reglas de higiene del sueño en el anciano.

-Regularidad en las horas de acostarse y levantarse, tendiendo a acostarse un poco más tarde.
– Evitar las siestas, especialmente empleando la cama.
– Evitar el consumo de café, alcohol y bebidas con cafeína por la tarde.
– Ejercicio físico moderado; no por la tarde.
– Tª entre 18 y 22º
– Evitar ruidos; si es imposible, contrarrestar con ruidos monótonos y relajantes.
– Evitar colchones excesivamente mullidos; favorecer el empleo de tablas o colchones duros.
– Cena moderada 2-3 h antes de acostarse como mínimo.
– Usar la cama sólo para dormir.

Los métodos de relajación pueden emplearse con buenos resultados cuando el paciente ha desarrollado un insomnio condicionado, en el que la propia expectativa del sueño favorece la aparición de ansiedad que impide el sueño.

En cuanto al empleo de sustancias hipnóticas, existen varios fármacos disponibles, pero deben emplearse con precaución y siempre bajo supervisión de un especialista en Psiquiatría. Si analizamos la relación riesgo/beneficio, debemos establecer unas pautas concretas para la utilización de fármacos hipnóticos en el anciano:

– Limitarse a las indicaciones establecidas.
– Insistir en la comprensión de las instrucciones de uso por parte del paciente y/o un familiar.
– Utilizar la mínima dosis posible, no más de 20 días al mes y menos de tres meses, siempre que sea posible.
– Seguimiento regular del paciente y supervisión de su psiquiatra de referencia, controlando especialmente las secuelas diurnas y efectos secundarios.


  • 0

Envejecer de forma saludable

Tags : 

La ciencia médica está logrando grandes avances pero la vejez es inexorable. Esta etapa de su vida depende en buena medida de lo que usted se proponga. No existen elixires de la eterna juventud, por lo tanto no los busque. En cambio, sí está en su mano acceder a un envejecimiento más saludable. La aceptación de esta etapa y especialmente de los cambios que conlleva es uno de los aspectos cruciales.
Ser capaz de hacer frente a los achaques que en ocasiones se producen y estar preparados para encajar todos y cada unos de los contratiempos que van surgiendo nos permitirá formular esta etapa (que en la actualidad suele ser prolongada debido a las tasas de longevidad que encontramos) de forma sana y generadora de bienestar.

Seguro que a su edad, la vida ya le ha expuesto a numerosas dificultades, a las que haciendo uso de sus recursos propios ha hecho frente, con mayor o menor éxito a pesar las interferencias. Esta nueva prueba implica bajar el nivel de exigencia, y ser capaz de admitir el punto en el que se encuentran de vida, así como atender y confiar en las personas a las que lleva cuidando toda la vida. Ahora tiene que dejarse cuidar en momentos puntuales, dejar que le atiendan y relevar el testigo  para poder focalizarse en disfrutar con «júbilo», del resto de su vida.

Preste mucha atención a estas normas generales de conducta y póngalas en marcha. Con el tiempo observará con agradable sorpresa los efectos beneficiosos de seguir estos consejos.

  1. NO SE LEVANTE TARDE
  2. Recuerde que el ASEO sigue siendo FUNDAMENTAL
  3. SALGA DE CASA, RELACIÓNESE y entérese del mundo en que vive. Lea la prensa (en hogares-clubs de pensionistas, bibliotecas, etc., puede disponer de ella gratuitamente) y comente sus noticias
  4. No se deje arrastrar por la inactividad, no se apoltrone. SU MEJOR EJERCICIO FÍSICO SERÁ EL PASEO, practíquelo como mínimo una hora a la mañana y otra por la tarde.
  5. DISTRÁIGASE pero no conceda excesivo tiempo a las actividades estáticas, labores de punto, naipes, TV o a no hacer nada.
  6. ES EL MOMENTO DE REALIZAR AFICIONES que hasta ahora usted no pudo.
  7. VISITE A SUS FAMILIARES Y AMIGOS sin llevar la cuenta de si ellos lo hacen o no.
  8. ACEPTE LOS CAMBIOS QUE OCURREN EN EL MUNDO que le rodea, aunque usted no esté muy de acuerdo con ellos. Esto mismo también les ocurrió a sus abuelos. Piense que los jóvenes no tienen aún capacidad para comprenderle, usted, en cambio, si está en situación de hacerlo.
  9. LA SIESTA es saludable pero siempre que sea corta.
  10. ¿Ya sabe que cuatro horas de sueño pueden ser suficientes para usted? NO SE OBSTINE EN DORMIR TODA LA NOCHE. Procure descansar aunque no duerma.

Si después de poner en marcha estas pautas encuentra que no logar el nivel de bienestar adecuado, le recordamos que desde PsicoSabadell nos encantará acompañarle en este periodo de su vida ayudándole a que lo gestione mejor. No dude en contactarnos y nuestros especialistas se pondrán a su disposición.


Calendario

septiembre 2019
L M X J V S D
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Video Virtual

Visita Virtual YouTube play